Para ti, Cusco

Por Roberto Chávez (Universidad de Carleton)

Cusco, sepulcro de los Incas y cuna de pasiones,Roberto Chávez en Cuncani

Cusco, la roba corazones de plétora de pasantes.

Cusco, la capital del orgullo americano.

Cusco, tierra con historia viva.

Una historia plagada de tragedias,

tragedias reflejadas en el llanto de tus contemporáneos.

Cusco, te quedas con mis secretos, a cambio me llevo tus historias.

Cusco, vine a ayudarte,

me voy a sabiendas que tú me has abonado personalidad.

Cusco, me he enamorado de tus rostros plagados de resiliencia.

Cusco, tú y yo somos uno.

La rebeldía contra el pasar del tiempo que demuestran tus ruinas,

es un reflejo del espíritu que ambos compartimos.

Cusco, tú y yo hemos visto partir a nuestros hermanos, padres y abuelos,

pero aun así, nos mantenemos firmes con el pasar del tiempo.

Tú y yo somos uno porque nuestro orgullos nos mantiene en pie.

Los geógrafos te llaman el ombligo del mundo,

este hijo pródigo te conoce como el Corazón de América Latina.

En tu templo del sol yace evidencia de las torturas que has soportado,

pero las caras de tus hijos nos hablan de tu espíritu,

Un espíritu creativo con hambre de progreso.

Cusco tu pasado ha separado a tus hijos,

los ha enfrentado y dividido.

Este pasado ha visto a diferentes actores,

Pero siempre con la misma conclusión:

La maldita discriminación sufrida -y ejercida- por tus hijos.

Yo como tantos de tus visitantes vine a combatirla.

Ha sido difícil combatir con un enemigo silencioso, un enemigo abstracto,

pero siempre presente en la mente de tus hijos más aislados.

Con la interculturalidad y los derechos humanos como herramientas,

emprendimos nuestra búsqueda por aliados.

En ella, nos encontramos con el Centro Bartolomé de las Casas.

Como una vez este benemérito recurso de los derechos del aborigen hizo en el siglo XVI,

la organización nos ha brillando necesarios recursos para nuestro propósito.

Cual oráculos, hemos entrevistado a uno de tus pueblos bautizado con el nombre de Cuncani,

con el propósito de garantizar en su futura generación una próspera cosecha.

Esta cosecha no se basa en cultivos de choclo, papa o chuño,

sino en una generación consciente de sus diferencias culturales

y eterna capacidad, esta vez, libre de cadenas sociales.

Un futuro cauteloso y lleno de promesas del cauterizado y profundo Cuncani.

Tú, futuro enamorado de esta tierra melancólica,

no menosprecies su historia.

En ella está escrita la llave de tu futura misión.

La historia de Cusco se repite.

Entiende su historia y entenderás la raíz del llanto de su pueblo.

Anuncios

2 thoughts on “Para ti, Cusco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s