¿Han visto el mar? Sí, en el mapa

Por María Bravo Ortega (Nexos Comunitarios)

Yo tenía un sueño, vivir con una comunidad alto-andina. Este sueño me trajo hasta Perú, en concreto, hasta Cuncani, una comunidad alejada en medio de un paisaje paradisiaco, altísimas montañas de un verde especial, mezcla del pasto con flores y musgos de tonalidades verdes, amarillas y ocres. Los nevados parecen tocar la neblina que se desplaza como jugando al escondite, aparece y desaparece entre los picos; las cascadas de agua se precipitan por las laderas con devoción, su juego acaba en el rio estrellándose por las rocas, cantando la canción que solo el agua, al precipitarse, sabe cantar.

Ahí, en ese lugar están los niños y niñas en la escuela, desconocedores de las tecnologías y de la vida que transcurre más allá de su Cuncani, como mucho llegaron hasta Lares, la población más cercana a ellos a la cual llegan, principalmente, tras dos horas de caminata ya que no disponen de transporte público.

Ahí, en ese lugar me encontré con la esencia más pura, niñas y niños inocentes, limpios de alma, desconocedores de la vida que hay más allá de su mundo, un mundo que mostrado a través de fotografías les abre los ojos; hace poco les pregunté: ¿han visto el mar? Si, en el mapa, contestaron alegres, con una inmensa sonrisa.

Cuando les mostré fotos del mar y les dije que se podían bañar, no daban crédito a lo que oían, ¿bañarse en el mar? Noooo…. decían con caritas de asombro y esa mezcla de incredulidad que solo da la inocencia.

Llevar a estos niños a ver el mar pues no saben lo que es una ola, es un sueño para Nexos Comunitarios, un sueño quizá para esta Navidad 2018. ¿Qué te parece la idea?

Quizá juntos podemos cambiar la respuesta a esta pregunta.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

El reto Chasqui: aceptado y cumplido

Por Nicholas Bruce (Periodista, Miembro del Consejo Consultivo de Nexos Comunitarios)

Andrew, Kenji y Sr. Nico, socio de la comunidad de Cuncani quien muy amablemente los acompañó durante la caminata.

Un reto pretende ser simplemente eso, un reto. Algo extra ordinario. Algo que demanda extra esfuerzo. Al final, algo que puede otorgar extra satisfacción. Hacer una caminata por 13 horas seguidas a más de 4,000 metros no es  una tarea fácil. Manejar bicicleta por 11 horas consecutivas es una hazaña a cualquier altura. Los esfuerzos de Kenji y Andrew son fenomenales y los aplaudimos. No solo por estos números, sino también por su persistencia para continuar a pesar de haber hecho una visita al centro de salud durante el camino. Incluso después de tener un problema con la rodilla.  Incluso después de manejar con una bicicleta que solo permitía avanzar en un cambio.  Aun después de algunas demoras y de más horas de las planificadas. Aun este duo, persistió y supo sudarla.

Además de esto, el propósito del reto, no fue el enfocarse en los valientes extranjeros. Nada para vanagloriarse. El propósito fue traer algo de luz y atraer la atención porque a pesar del esfuerzo, éste fue por días, un fin de semana. Esfuerzos extra ordinarios son hechos a diario por la gente que vive en Cuncani.  Residentes de Cuncani. Los descendientes de los chasquis. Muchas generaciones, por muchos años,  han hechos caminatas en las aisladas comunidades de los Andes, en y alrededor de Cuncani.  Así como aplaudimos a Kenji y Andrew por la no pequeña hazaña, esperamos atraer la atención y reconocimiento sobre aquellos que hacen este esfuerzo cada día. De todas maneras, muy bien hecho.

¿Qué comen las niñas y niños de Cuncani todos los días?

La comida es esencial para nuestra vida diaria y la refleja a la cultura local. He vivido en varios países como Japón, Alemania (anuque no recuerdo mucho), Canadá, y Perú, y es bastante sorprendente ver cómo los platos servidos en una mesa de comedor varían entre los países. Al mismo tiempo, la comida es un determinante crucial de una vida saludable. Debido a que la desnutrición es un gran problema en Cuncani, es muy importante continuar con nuestro esfuerzo para obtener una mejor comprensión de lo que los niños y niñas en la comunidad comen todos los días. Por ello, Nexos Comunitarios adoptó FotoVoz (una de las actividades basada en la metodología de Investigación Acción Participativa) con 8 niños de la comunidad para responder a esta pregunta.

IMG_1816
En lugar de aplicar un método de investigación tradicional, mediante el cual los investigadores visitan a las familias para entrevistas o encuestas en relación con su consumo de alimentos; la metodología FotoVoz nos permite buscar el mismo resultado con participación de los niños y niñas en la captura de fotogradías de sus comidas diarias. El resultado es mucho más significativo ya que exhibe imágenes de las comidas servidas en sus hogares (a diferencia de las repuestas obtenidas a través de entrevistas o encuestas, que luego escribimos en el papel). Además, el diseño de FotoVoz construye una relación horizontal entre el facilitador y los paricipantes (los niños) a través del proceso. Por otro parte, esta metodología provee libertad para que los participantes pueden tomar fotos y disfruten del uso de las cámaras.

De 8 niños en la escuela, 7 niños han completado sus diarios de alimentos con las fotos de sus comidas. Cada diario ilustra una variedad de fotos de comidas, los niños y niñas muestran lo que comen en su vida diario. Veamos algunas de las imágenes tomadas por ellos.

La mayoría de las personas de la comunidad consume té con leche y papas con pan, maíz tostado (cancha) y, ocasionalmente, alguna fruta en la mañana. Por la tarde, las familias preparan sopa preparada con papas, arroz, en ocasiones, algún tipo de carne y algunas verduras.

IMG_3610Este es uno de los platos favoritos de Andrés que se sirve en su casa. Él la explica de esta manera: “esta es una sopa hecha de papas, carne arroz y verduras. Las papas son de nuestra tierra, y la carne es de las ovejas qye criamos.”People in the community consume milk tea and potatoes with bread, canchas (known as Andean toasted chullpi corn) or fruits. Due to lack of access to the potable water in the community, the families boil the water and drink tea or milk tea every day.

IMG_3584

Todos los días, Verónica ayuda a su madre a preparar comida para su familia. En Cuncani es muy común que las niñas ayuden sus padres a cocinar diariamente. Verónica dice: “Este es papas con fideos. Yo cociné esto en mi casa. En fácil prepararlo, pero sabe bien.”.

Las papas son las más consumidas ya que son los cultivos predominantes que la comunidad cultica en su campo (otras verduras, arroz y frutas se compran en el mercado de Lares, los lunes de cada semana).

En general, las fotos tomadas por los estudiantes demuestran que las papas y el arroz son los alimentos básicos diarios. Una veriedad de vegetales es limitada y menos frecuente en la mesa del comedor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al mismo tiempo, los niños y niñas no solo tomaron fotos de sus comidas, pero también capturaron paisajes, amigos y animales en la comunidad.

PTDC0151

Esta es una foto de Francis con su padre. ºel dice “estoy ayudando a mi papa a cultivar la tierra. Estamos haciendo esto para ayudar a cultivar papas el próximo año. Mi ermanita tomó la foto por mi.” Todas las familias de la comunidad cultivan sus tierras de octubre a noviembre y cosechan las papas en la próxima temporada.

A lo largo del proceso de FotoVoz (lee el artículo anterior “Ajuste del diseño del proyecto”) los niños y niñas se mostraron entusiasmados con la idea de tomar fotos y crear sus propios diarios de alimientos. Como facilitador, diría que no fue una metodología fácil para adoptar Requiere mucho timepo, recursos, planificación y compromisos para llevar a cabo el proyecto. El plan necesitaba algunos ajustes en su proceso. Dos cámaras dejaron de funcionar, y algunos de los niños estaban tan emocionados de usarlas, pero olividaron tomar las fotos de sus alimentos de forma regular, o incluso perdieron las fotos que habían tomado. Además, la lejanía de la comunidad y la falta de acceso a las herramientas de comunicación (sin Internet ni servicio telefónico) permitieron coordinar con la clase solo una vez a la semana.

A pesar de estos desafíos, la realización de los diarios de alimentos, hechos puramente por las manos de los niños y niñas, es importante para nosotros. yea que refleja el trabajo hecho con valores de libertad y reciprocidad. Nexos Comunitarios valora la participación local y la relación horizontal con la comunidad como un elemento indispensable para promover el Desarrollo Humano Responsable. No estamos allí para actuar como simples invesitgadores o ayudantes de la comunidad. Estamos allí para promover el desarrollo junto con los miembors de la comunidad en cada paso del camino.

Este es la aplicación de la metodología de Investigación de Acción Paricipativa. Ahora vemos una mayor posibilidad para Nexos Comuniatrios de continuar utilizándola para aprender más sobre la comunidad y, al mismo tiempo, empoderar a las niñas y niños.

What do children in Cuncani eat every day?

Food is essential for our everyday life and it reflects a local culture. I have lived in Japan, Germany (although I do not remember much), Canada, and Peru and it is quite amazing to see how plates served on a dining table vary among the countries. At the same time, food is a crucial determinant of a healthy life. Because malnutrition is a problem in Cuncani, it is important to continue our effort to gain a better understanding of what children in Cuncani eat every day. Thus, in 2017,  Nexos Comunitarios, adopted the Photovoice (one of the methodologies of Participatory Action Research)  to work with 8 children in Cuncani to answer this simple question.

IMG_1816
Instead of applying a traditional research method, where researchers visit the families to conduct interviews/surveys in relation to their food consumption, the Photovoice methodology allows us to seek the same result by engaging student through the activity of capturing their daily meals using cameras. The outcome is much more meaningful as it exhibits physical images of the meals served in their homes (and as researchers, we are not simply give the answers gained through interviews which we then write down). In addition, the design of Photovoice constructs a horizontal relationship between the facilitator and the participants (the children) through the process. Furthermore, the methodology provides the freedom for the participants to take photos and enjoy the use of cameras.

Of 8 children in the school, 7 children have completed their food journals with the photos of their meals. Each journal illustrates a variety of photos showing the children’s daily food intake and their life in Cuncani. Let’s take a look at some of the pictures taken by them.

People in the community consume milk tea and potatoes with bread, canchas (known as Andean toasted chullpi corn) or fruits. Due to lack of access to the potable water in the community, the families boil the water and drink tea or milk tea every day.

IMG_3610In the afternoon, soups made with potatoes, rice, meats and some vegetables were most commonly prepared by the families. This is one of Andres’s favorite dishes served at his house. He explains: “this is a soup made of potatoes, rice meat, and vegetables. The potatoes are from our land. Also, the meat is from the sheep that we raise.”

IMG_3584

Veronica helps her mother every day to prepare food for her family. In Cuncani it is very common for the girls to help their parents by cooking on a daily basis. “This is potatoes and fried pasta. I made this at home. It is easy to make but it tastes good.”

Potatoes are eaten the most as it is the predominant crops that community grows in their field (other vegetables, rice, and fruits are purchased from the market next town). Livestock is also very common in Cuncani. According to the children, although they like all type of meats, they prefer the Guinea pig the most (families also raise pigs, chicken, alpaca, llama, and sheep). Guinea pigs are reserved for special occasions such as birthday, wedding, or celebration.
In general, the photos taken by students demonstrate that potatoes and rice are the daily staples. A variety of vegetables is limited and less frequently on the dining table.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Children not only took photos of their food, they also captured scenery, friends, and animals in the community.

PTDC0151

This is a photo of Francis with his father. He says, “I am helping my father cultivating the land. We are doing this to help grow potatoes. My little sister took the photo for me.” Every house in the community cultivates their land during October to November and harvest potatoes in the next season.

Throughout the process of Photovoice (see the previous article “[Work in Progress] Adjusting project design“), children have been excited about taking photos as well as creating their own food journals. As a facilitator, I would say it was not an easy methodology to adopt. It requires much time, resources, planning and commitment to carry out the project working hand in hand with the children. The plan needed some adjustments in its process. Two of our four cameras stopped working. Some of the children were so excited to use the cameras but forgot to take the pictures of their food on a regular basis, or even lost the photos they had taken. Also, the remoteness of the community and lack of access to communication tools (no internet or phone service) made it possible to coordinate with the class only once a week.

Despite these challenges, the accomplishment of the food journals, purely made by the hands of children, is significant for us as it reflects working with our values of freedom and reciprocity. Nexos Comunitarios values participation and horizontal relationship with the community as an indispensable element to promote responsible human development. We are not there to act as a mere researcher or helper for the community. We are there to promote development together with the community members every step of the way.
This is just a first step of our application of the Photovoice methodology. We now see a greater possibility for Nexos Comunitarios to further use this methodology in order to learn more about the community while empowering the children at the same time.

[Testimonials] Connecting

Ronny Bao, Western University

Tourism, similar to a coin, has two sides. One of its faces showcases beautifully alluring imagery of a foreign destination that attracts travellers from all over the globe whereas its second face hides a darker side of tourism that is rarely seen by tourists on vacation. While travelling can be enjoyable, enlightening, and life changing, it can also have a huge negative impact on the residents of the host country where vacationers travel to. Therefore, I have always been cynical towards travelling without a beneficial cause to others; however, this year I came across the opportunity of a lifetime when I applied to the Alternative Spring Break program at my university. My school had a pre-established partnership with Nexos Comunitarios, a Peruvian non-governmental organization (NGO) that focuses on assisting isolated populations in Cusco, Peru. Our week-long trip was spent through engaged learning while working with the NGO in one of the projects. The focused population of our trip were the residents of the high altitude community of Cuncani.

Traveling to Cuncani to build chicken coops with Cuncani residents while learning from them and building connections has opened my eyes in ways that I could have never expected. The residents of Cuncani live in a harsh but stunningly beautiful environment amongst the mountains at 4,000 meters in the air. To reach the homes of our hosts we were required to hike up part of a mountain after a bus ride that took us to the end of the highest paved roads in that region. Our entire group took three times as long as it would have taken our host  to make the climb; furthermore we all had sturdily manufactured shoes whereas she wore simple, open-toed, leather sandals with poor grip. Despite her footwear, our host and guide nimbly navigated her way up the mountains while pausing frequently so that we could both catch up to her and our breaths. Although the hike was hard, it was certainly worth it. The view outside the home of our hosts were absolutely captivating, the majestic peaks of the mountains were starkly contrasted against their precipitous sides that plummeted to the base of the mountains. Cuncani was truly a hidden gem that was masked by the poverty in its region, as a matter of fact it was even on the way to the world renown tourist destination Machu Picchu.

One of the short and long term goals of Nexos Comunitarios is to stimulate tourism in Cuncani. Given the depths of poverty and exclusion that many of its residents live in any amount of economic stimulation can vastly improve their standard of living. The biggest barrier in the way of tourism growth in Cuncani is its isolation and misinformation and lack thereof. Many people have never heard of Cuncani, therefore increasing traffic through those mountains require travellers who have experienced the beauty of Cuncani to spread the word. This is where my team and myself come in, we are energetic and curious young adults who seek to travel the world in an ethically appropriate manner. After travelling to Cuncani we are keen to introduce others to its charm and elegance.

Creating international information links to Cuncani and Peru to help its excluded citizens is only one of the various projects that Nexos Communitaros is working on. The NGO brilliantly combines tourism and programs such as #BeTheChange and InternLink and work into a perfect consolidation that appeals to post-secondary students such as myself. My trip to Peru has certainly changed my life by opening my eyes to the power that small actions have in the lives others. If given the opportunity I truly implore you to visit Cuncani under the guidance of Nexos Communitaros.

 

 

[Trabajo en Marcha] Primer Grupo Oficial a Cuncani

Si colocan en Google: Cuncani – Perú, encontrarán que la comunidad es conocida como un buen destino para acampar y hacer caminata en las zonas alto-andinas de Cusco. De hecho, Cuncani es un destino hermoso para ello. Sin embargo, la comunidad no necesariamente recibí los beneficios que merece. Esta es la razón por la cual, por el plazo de un año, hemos venido conversando con la comunidad acerca de empezar un circuido de Turismo Vivencial. A pesar que empezamos a planear en enero de este año, el circuito finalmente está listo.

Este 23 y 24 de octubre, esperamos el primer grupo de turistas en la comunidad. A pesar del hecho que turistas de manera individual ya han hecho el circuito, esta es la primera vez que hemos organizado un grupo. Además de todas las actividades interesantes incluidas en el circuito, estas fechas son especiales por la celebración de la siembra de la papa. Este evento importante se llama: Yapuy. La tradición del Yapuy ha sido mantenida desde el tiempo de los Incas y una oportunidad perfecta para apreciar la fortaleza física de los hombres de los Andes.

Saturnina mostrando papas por Miguel Arreátegui
Créditos: Miguel Arreátegui
Señores trabajando en Yapuy, uno saltando por Jorge Carrillo
Créditos: Jorge Carrillo

Pueden encontrar información de este primer grupo, aquí. Si están visitando Cusco en estos días o si tienen amigas y amigos/familiares que van a hacerlo, por favor, comparte esta información.

Este es el inicio de lo que esperamos pueda ser una genuina oportunidad para mejorar la economía de la comunidad y una buena oportunidad de probar que el turismo puede combatir la pobreza siempre y cuando se incluya verdaderamente a la comunidad.

[Trabajo en Marcha] Ajustando el diseño del proyecto

Cada falla es un hito que nos lleva al éxito.

A pesar que estamos contentos con el progreso del proyecto, no todo ha ido como lo habíamos planeado. Es importante ser flexibles en ajustar el diseño del proyecto y eso lo hemos aprendido a través de las lecciones del trabajo de campo. Nuestro proyecto de FotoVoz* con niños y niñas de Cuncani es un ejemplo perfecto. En este blog, quisiera compartir con ustedes algunas lecciones que hemos aprendido con el proyecto FotoVoz.

Lección Nº1: Buscando un horario ideal para enseñar a las niñas y niños cómo usar el equipo. 

Photovoice Nexos

Es necesario encontrar un tiempo y espacio ideales para enseñarles a los niños cómo usar la cámara. El plan original consistía en que el coordinador debía visitar la escuela una vez a la semana y enseñarles a los niños y niñas. Sin embargo, debido a la huelga de profesores en la región de Cusco, que duró más de dos meses, no pudimos llevar a cabo nuestro plan original. Bajo estas circunstancias, fue difícil programa nuevamente el horario porque la comunidad tiene formas muy limitadas para comunicarse (Cuncani no tiene teléfono o servicio de internet). Para arreglar este problema, y asegurar el avance del proyecto, coordinamos un horario en base a la disponibilidad de cada alumno/a para hacer los talleres. También, con ayuda de la comunidad, decidimos llevar a cabo el taller de una hora en el Centro Comunitario.

Lección Nº2: Mayor énfasis en el propósito del proyecto 

Durante los talleres,  hemos enseñado a las niñas y niños a tomar fotografías de sus comidas durante un periodo de una semana. A pesar que los/las estudiantes han puesto en práctica lo aprendido, no han podido tomar fotos de todo lo que comen cada día. Analizando la situación hemos visto que es necesario explicar el proyecto de manera más extendida a las madres y padres de familia para que ellos puedan, si están interesados/as, aportar al éxito del proyecto. Fue claro que necesitamos explicar con más detalles y pedir su ayuda. Dedicaremos más tiempo a este aspecto.

Lección Nº3: Proceso de selección de los/as participantes

Empezar un proyecto requiere también flexibilidad, pero nos dimos cuenta que quizá hemos sido demasiado flexibles.  Hemos trabajado con niñas y niños de 7 a 11 años. Cada uno de ellos ha estado interest en el uso de la cámara pero en la práctica, no todos podían hacerlo cómo se debía.  Por ello, hemos decidido enfocarnos en 5to grado, quienes tienen algunas habilidades más desarrolladas para poder usar la cámara. Al mismo tiempo, trabajar con un pequeño número de niños y niñas ( hay 9 niñas y niños en el 5to grado) nos permite completar el proyecto de manera menos difícil en el tiempo planificado, involucrando de manera correcta a las niñas y niños interesados.

Basado en los retos del diseño original del proyecto, hemos podido ajustar su diseño. Es un proceso de aprendizaje, pero una parte muy buena como Gerente de Proyectos de NC, es que tengo la posibilidad de hacer las modificaciones que son necesarias. Con la responsabilidad de llevar a cabo el proyecto, y tengo la experiencia de primera mano desde el trabajo de campo. Pienso que un buen trabajado de campo es alguien que aprende de sus errores, para poder mejorar la situación que muchas veces cambia constantemente. Nuestro proyecto de FotoVoz es un Proceso En Marcha y estamos realizando los ajustes necesarios para encontrar el mejor método que puede ser ajustado en Cuncani. A pesar de todos los restos, creemos que este proyecto tiene el potencial de ayudar a medir el nivel de nutrición de la comunidad, mientras establece una mejor relación de trabajo con las personas involucradas.

 

* NC usa FotoVoz como un indicador adicional para conocer el nivel de nutrición de la comunidad. El objetivo de este proyecto es capturar a través de una fotografía que come cada familia diariamente.